Reflexología

El principio fundamental de la reflexología es considerar ligados a la superficie del cuerpo los reflejos de todos nuestros organos internos, por lo cual manipulando la piel se actúa, de forma indirecta, sobre las partes internas de nuestro organismo. Un médico, William F. Fitzgerald, estableció sus bases. El cuerpo humano se divide en diez zonas, cinco del lado izquierdo y cinco del derecho, todas ellas se reflejan exactamente en los pies y las manos, por lo que masajeando, bien sea las extremidades inferiores o superiores, es posible actuar sobre los órganos internos en su exacta posición anatómica. Se han establecido varios mapas de las zonas reflejadas hasta concentrar la atención en las zonas de la mano, llegando a poner a punto técnicas extremadamente válidas para el uso de la reflexología

reflexologíaLa Reflexología Podal:

Las zonas reflejas de los pies son como pequenas pantallas donde se proyecta todo el organismo humano.
Manipulando adecuadamente las diferentes zonas reflejas se pueden activar mecanismos de autocuración que restablecen el equilibrio orgánico. Con su aplicación se ejerce un efecto regulador en todo cuerpo humano, una influencia beneficiosa en la prevención de la salud y una forma muy sutil de combatir el estres a través del masaje de pies.

INTRODUCCIÓN.

Un modo sencillo de ayudarnos a nosotros mismos, a nuestros amigos y familiares es sacar partido al contacto humano. Todos hemos nacido con este poder, con la facultad de ayudar a relajar la tensión y revitalizar la energía corporal mediante el tacto. El uso de la Reflejoterapia Podal u otras artes curativas, puede ayudarnos a mantenernos más sanos y felices.
A través del poder del contacto humano, podemos experimentar un nuevo y energético equilibrio, un equilibrio que invada todos nuestros estados físicos, emotivos, mentales y espirituales.
La definición tradicional de salud no se refiere solamente a la ausencia de enfermedades, sino que vas mas allá para insistir en que se trata de un estado de equilibrio y una sensación de bienestar.
Con la Reflejoterapia Podal actuamos como catalizadores potenciando la propia energía autocurativa del organismo.
Para mantener o recuperar el estado de salud, para sentirnos equilibrados y centrados son importantes también la meditación y relajación, técnicas respiratorias, ejercicio físico adecuado, alimentación sana y equilibrada, etc..
Muchas personas dedicadas al estudio y practica de Terapias manuales o cualquier otra arte curativa descubrirán un camino que les abrirá nuevas perspectivas en la vida y que les proporcionará la posibilidad de un continuo desarrollo personal.
La búsqueda de ese equilibrio físico, mental y emocional debe empezar por nosotros mismos. Cuanto mejor nos sintamos nosotros, más podemos ayudar a los demás a relajarse y equilibrarse.
No existen panaceas para poner en armonía el cuerpo y la mente. Si existen técnicas cuyo aprendizaje está a nuestro alcance y mediante las cuales podemos ayudarnos a ayudar a los demás para sentirnos más conscientes de nosotros mismos y de nuestro entorno.

LOS PIES.

Los pies son la base de apoyo de nuestro cuerpo en el suelo. Nos permite andar, correr, saltar y tienen la capacidad de adaptarse a las irregularidades del terreno, aunque no la utilicemos normalmente ya que nos movemos en suelos planos.
La arquitectura del pie nos permite andar descalzos sobre piedras, rocas, y esto es un buen masaje de activación refleja de todos los órganos. También pueden nuestros pies amortiguar los golpes de los saltos, debido a los arcos de sustentación de los pies
Los pies nos ponen en contacto con el suelo, con la tierra. Que ese apoyo y contacto sea correcto, es fundamental para mantener la postura bien alineada y para un buen equilibrio también a nivel psicológico.
Es importante tomar conciencia de todo el cuerpo, sentir cada parte, cada zona para que la energía circule libremente. En esta toma de consciencia juega un papel muy importante la respiración.
El equilibrio, la alternancia de inspiración y exhalación es fundamental para que exista ese equilibrio energético. Es importante la toma de aire, pero tanto o más importante es la expulsión, permitimos soltar, suspirar. Con cada exhalación o suspiro hay una eliminación de tensión.